Límites de una ciudad…

Estándar
.

Límites de una ciudad…

¡Hoy descubrimos que nuestra ciudad termina en el lugar donde empieza otra! Es decir, la ciudad tiene límites y sus reglas. Por ejemplo, no podemos anotarnos en un concurso de ajedrez municipal si no somos vecinos de esa ciudad.

El país está organizado en provincias y, dentro de ellas, en municipios. Los municipios son las distintas ciudades donde el jefe máximo es el intendente.

A los municipios se los llama “gobiernos locales”. La Constitución Nacional dice que las municipalidades se van a organizar según lo que digan las constituciones provinciales. También que son autónomas. Es decir, que pueden elegir su forma de gobierno, hacer resoluciones y elegir a sus autoridades a través del voto popular.

Entonces, los municipios se rigen por las leyes nacionales, las de cada provincia y también por ordenanzas. Estas leyes de las ciudades son solo para los vecinos de ese lugar. Con las ordenanzas se establece, por ejemplo, que se hará un paso a nivel, que se ayudará a que se instalen fábricas en la zona, que se permitirán kioscos de flores en las veredas, que se pondrán más señales de tránsito en las calle, que se destinará más dinero para hacer distintas tareas, etc. Estas ordenanzas las sancionan los Concejos Deliberantes.

Lucas Ghi es el intendente de Morón, en la Provincia de Buenos Aires. Él nos contó que un intendente gobierna su ciudad (es como el presidente de ese lugar). Tiene que ocuparse del mantenimiento de las calles, las plazas, los hospitales, las salas de salud o los jardines municipales. También de hacer actividades culturales o deportivas. Nos explicó que no es una tarea fácil y que por eso se hace en equipo, con personas capacitadas en distintos temas que ayudan a dar respuesta a los problemas del lugar.

Lo más importante es que, como vecinos o vecinas de un lugar, podemos hacer reclamos, contar nuestros problemas y también ayudar a buscar soluciones, ¿no?

.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.