DNI: nombres y números para todos

Estándar
.

DNI: nombres y números para todos

¿Saben cuántas personas vivimos en este planeta? Dicen que seremos unos 7.000 millones de habitantes a fines de 2011. Un montón, ¿no? Pero lo más increíble es que, encima de ser tantos, ¡seamos todos distintos!

¿Alguna vez se pusieron a pensar en qué nos diferenciamos o cómo nos reconocemos unos de otros?

La apariencia física, el carácter, el nombre propio o algunas formas de identificación ayudan a desarrollar la identidad de cada uno, es decir, a saber quién es cada uno y a poder comunicarlo.

Lo interesante es que, más allá del nombre que nos pusieron nuestros padres, los países necesitan llevar un control de todas las personas que habitan su territorio. En nuestro país, actualmente, ese control se hace desde el Ministerio del Interior. Ahí se hace, entre otras cosas, el DNI, que quiere decir Documento Nacional de Identidad; este se entrega a nacidos en Argentina y también a los extranjeros que deciden vivir acá.

El documento es una identificación personal. Cuando un ciudadano argentino nace, sus papás deben anotarlo en el Registro Nacional de las Personas, que es una oficina que le asigna a cada uno un número único, que nunca se modificará. Así, además de nuestro nombre y apellido, tenemos un número que nos va a acompañar toda la vida.

Florencio Randazzo es el ministro del Interior. Nos contó que, desde 1968, el documento es obligatorio y que en el último año hubo muchas modificaciones:
• Antes el DNI era verde y ahora es celeste, para que tenga que ver más con un color que nos identifica como país. (¡Vamos la blanquiceleste!).
• Antes se hacía a mano y ahora en forma digital, gracias a la tecnología.
• Antes se hacía en el lugar donde nacíamos. Ahora, en cualquiera de los 1.700 puestos que hay en todo el país.
• Antes solo tenía forma de libreta. Ahora tiene forma de tarjeta para hacer distintos trámites.
• Antes era falsificable (¡qué truchos!). Ahora tiene 32 medidas de seguridad.

El ministro nos aclaró que, actualmente, el documento argentino tiene formato de credencial y también de libreta. La credencial se usa para trámites de todos los días. Pero el formato de libreta se mantiene para que los ciudadanos puedan votar. En nuestro país el voto es obligatorio, y los mayores de 18 años deben tener su DNI, porque una vez que votaron se les sella el documento para que quede registrado que fueron a votar (y que cumplieron con ese deber cívico).

Algunas cosas para tener en cuenta:
– El trámite es gratuito para que no haya indocumentados en nuestro país.
– El documento sirve solo dentro de nuestro país y del MERCOSUR. Si queremos ir a otro lado, debemos tener un documento de viaje que se llama pasaporte. Ese documento es obligatorio y tiene más normas de seguridad.
– Todos estos documentos tienen fecha de vencimiento. ¡Hay que estar atentos!
– Lo importante en el documento no es la foto del documento, sino la huella dactilar. ¡Así que no importa si sos punk, flogger o llevás peluca! ☺

.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s