¿Ley antigolosinas?

Estándar
.

¿Ley antigolosinas?

¿Qué opinarían si prohibieran vender golosinas en todas las escuelas del país?

Eso es lo que pasó esta semana en nuestra escuela. A nuestro queridísimo profesor de Educación Física se le ocurrió que sería buena idea prohibir las golosinas, porque parece que hay un proyecto de ley que dice que los kioscos de las escuelas tienen que ofrecer productos saludables… ¡Y ahora, si queremos comer algo en el recreo, tenemos que elegir entre bananas, manzanas o mandarinas! Aunque sabemos que la fruta es sana, algunos estamos muy enojados. Pero ¿podemos hacer algo?

Para empezar: averiguar cómo se hace una ley. ¿Es que cualquiera puede proponer leyes?

Las leyes se sancionan en el Congreso de la Nación, que está formado por la Cámara de Diputados de la Nación y el Senado de la Nación. Ahí trabajan 257 diputados y 72 senadores que son elegidos por toda la población mayor de 18 años. Se trata del Poder Legislativo del que habla la Constitución Nacional.

La senadora Blanca Osuna nos contó que una ley puede empezar por distintos caminos. Una forma es que la propongan los legisladores, otra es que la acerquen uno o varios ciudadanos. La ley comienza como un “proyecto”, después se discute en una comisión según el tema que trate y más tarde pasa a una de las dos Cámaras para que se la apruebe.

También hablamos con el diputado Eduardo Macaluse, quien nos contó que el camino es largo, porque cuando el proyecto se aprueba en una Cámara, pasa a la otra. A la primera se la llama “Cámara de origen”; a la segunda, “Cámara revisora”. Recién después de que está aprobada en los dos recintos, va al Poder Ejecutivo. El presidente o presidenta tiene diez días para promulgarla como ley (que quiere decir publicarla formalmente y hacer que se cumpla) o vetarla (que quiere decir que no salga… ¡Pulgar abajo!). Cuando se aprueba, se publica en el Boletín Oficial y a partir de allí empieza a regir.

Es importante que haya dos Cámaras para que no decida un solo grupo de personas. Es importante también que se discuta para llegar a un consenso (es decir, ponerse de acuerdo) Por ejemplo: si hay un grupo de personas a favor de prohibir la venta de golosinas y otro en contra, sería bueno ponerse de acuerdo en que no se vendan las golosinas que hacen mal a la salud o no son muy nutritivas. ¡¡¡Pero NO TODAS !!! ☺

Las leyes nunca van a conformar a todo el mundo. Lo importante es que todos podamos proponer ideas para leyes que nos parezca que hacen falta. También que hay personas que nos representan para discutirlas, mejorarlas y aprobarlas.

¡Amig@s del blog: proponer leyes es cosa de todos!

.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.