Consejos para circular en la calle

Estándar
.

Consejos para circular en la calle

Vivir en sociedad no es algo sencillo. No todos somos iguales. Tenemos distintas costumbres, preocupaciones o intereses. Ganas de hacer algunas cosas y pocas ganas de hacer otras. Distintas maneras de hablar y de pensar también. De eso nos damos cuenta al caminar por la calle, al mirar la tele o al salir al patio de la escuela. Pero si todas las personas hiciéramos lo que queremos y de la manera que queremos, la convivencia sería imposible. Por eso existen leyes nacionales y provinciales u ordenanzas municipales que nos ayudan a ordenarnos. Nos marcan qué cosas podemos hacer y cuáles no.

Para los que vivimos en una ciudad grande, hay un ejemplo muy claro de lo difícil que es vivir juntos: el tránsito. Por eso hay una ley que lo organiza: la Ley Nacional de Tránsito. También hay personas encargadas de hacerla cumplir. Ellos son policías, agentes de tránsito y quienes trabajan en los tribunales de faltas (que pueden tener distinto nombre según el lugar).

La ley es la 26.363 y está hecha para todos: para los conductores de autos, colectivos, camiones, motos o bicicletas; para los peatones y para los pasajeros. Es decir, para los que circulamos por las calles o las rutas del país. La sargento Ana Ruiz es suboficial de la Policía Federal. Ella nos ayudó a resolver un problema que tuvimos en la calle por culpa de un auto mal estacionado. También, a entender más sobre vialidad.

La sargento nos dijo que un auto estacionado sobre la vereda está incumpliendo una norma (y ni hablar si dos amigos casi tienen un accidente porque el dueño del auto lo deja en cualquier parte). Por eso, ella le hizo un acta de infracción, que es como un llamado de atención que se le hace al conductor, donde figura la patente del auto y el lugar donde se cometió la falta. No es un reto, simplemente se trata de evitar incidentes graves.

Además nos contó que hay muchas reglas para conductores de autos y camiones, porque son pesados, rápidos y peligrosos. Pero también que hay reglas que deben seguir los ciclistas: usar casco, ir por la calle solo si se tiene más de 12 años, ir por la derecha cerca del cordón, no cruzar en rojo y no ir a contramano. ¡Como los autos! El peatón también tiene sus obligaciones: caminar por las veredas, cruzar por las esquinas, respetar semáforos. El pasajero, usar cinturón de seguridad. ¡Todos tienen su parte!

El director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial nos dijo que, para la convivencia en la calle, puede dar buenos resultados hablar con los vecinos para explicarles los problemas que nos provoca algo que pueden estar haciendo mal. Tener bien claro cuáles son los espacios públicos, es decir, de todos, es un gran paso. Igualmente nos remarcó que hay algunos problemas muy graves: el exceso de velocidad, no usar cinturón de seguridad, que los chicos no viajen en el asiento de atrás y manejar cansado, hablando por celular o habiendo tomado alcohol.

En todos los países existe la educación vial, que sirve para que las personas tomen conciencia de lo importante que es ser respetuosos de las normas. Es la mejor manera de evitar accidentes… ¡porque es cosa de todos!

.
About these ads

Los comentarios están cerrados.